Journal

Diseño editorial, el poder…

Por Houda Bakkali

Cuando la tinta ya no mancha los dedos. Cuando el sonido de las rotativas agoniza. Cuando las palabras pierden forma y los titulares se unifican sin ritmo ni armonía. Cuando lo digital parece sentar doctrina y lo analógico suena a un pasado sin retorno. Cuando la felicidad aparece y desaparece entre corazones virtuales. Cuando las frases se aniquilan sin piedad. Cuando ya no hay maestro que cometa un borrón. Cuando ese mejor oficio del mundo que enamoró a Gabo agoniza entre intrusos y falsos mesías. Cuando cada día hay menos panes y más peces. Parece existir aún un mundo apetecible, hecho sólo para unos pocos elegidos. Un mundo de volúmenes imposibles y tintas de colores. De mezclas oníricas. De tipografías ingeniosas que se acomodan entre escalas numéricas y que envuelven sin recelo imágenes desconocidas. Llenando espacios en blanco para dejarse ver y tocar. Exhibiéndose con el descaro del poder. Con la supremacía de lo artesano y la erótica invencible de lo intelectual, con la voluptuosidad de quien se sabe objeto único, hecho para la eternidad. 

Para todos los que aún creemos en los libros, en los periódicos y en las revistas que se pueden oler, tocar y pervertir.

0 comments on “Diseño editorial, el poder…

Comments are closed.